Este sitio utiliza cookies . Si continúa utilizando el sitio, acepta el uso de cookies en su dispositivo. Consulte nuestra política de privacidad para obtener más información. Continuar

Halo Inusrance
Nuestros expertos en alquiler de coches
Blogger 1 | Aseguramicochedealquiler.es blog
Nombre: Ernie
Sobre: Pionero y experto en el sector de seguros de alquiler de coches.
Lo que gusta: Información transparente, stisfacción del cliente.
Lo que disgusta: Jerga del sector
Nombre: Ben
Sobre: Experto en alquileres de coches centrado en la experiencia del cliente. 
Lo que gusta:: Pfrece una experiencia del cliente de 1 clase
Lo que disgusta: Mala práctica y servicio chapucero
Blogger 2 | Aseguramicochedealquiler.es blog
 

No tires el Carnet – Coches sin conductor. ¿Estamos Cerca?

Written by  Thursday, 11 June 2015 00:00

Los coches sin conductor siempre han estado en la mente de muchos, quizás por las películas de ciencia ficción o tal vez por nuestros propios sueños. La idea de subir al coche y poder leer o hablar por el móvil suena estupendo para muchas personas, sobre todo a la hora de ir al trabajo.

Hasta ahora la idea ha sido un sueño lejano, pero parece que esto va a cambiar. Grandes marcas como Audi, Volvo, Nissan y Mercedes han puesto en marcha el desarrollo de coches autónomos para convertir el sueño en una realidad. El líder del sector será Google y sus coches sin conductor empezarán a circular por California este mismo verano.

Está claro que los coches sin conductor llegarán pronto. Sin embargo, todavía hay varios interrogantes acerca de los aspectos tecnológicos y legales de estos coches. Por lo tanto, hemos investigado el tema junto con expertos para poder comprobar el impacto de los coches autónomos en España, y que significará para la población general.

Imagen de coche sin conductor

Principales preocupaciones de los coches sin conductor

Para saber más sobre las implicaciones tecnológicas hemos consultado con Tecnocarreteras, expertos en soluciones tecnológicas innovadores sobre la gestión y explotación de las carreteras, para averiguar las principales preocupaciones y peligros asociados con los coches sin conductor y cuando se espera su lanzamiento en España.

A día de hoy, hay tres principales preocupaciones sobre los coches sin conductor según dichos expertos:

  • Aspecto tecnológico y económico: A pesar de lo avanzada que se encuentra ya esta tecnología, sirva como ejemplo que el vehículo autónomo de Google ha realizado en la actualidad más de un millón de kilómetros sin contratiempos, y de la reducción de costes que se irá produciendo conforme se popularice su uso, es necesario garantizar niveles de seguridad cercanos al 100 %, en cualquier escenario. Aunque las pruebas son muy optimistas, todavía es necesario mejorar el comportamiento de estos vehículos en entornos muy complejos, como nieve o niebla elevada, aunque seguro que se conseguirá. Por lo tanto, este primer aspecto a tener en cuenta es el menos problemático para la implantación de vehículos autónomos.
  • Aspecto humano: Conseguir que los posibles compradores se fíen de un vehículo conducido sin participación humana, y vencer la resistencia al cambio, que en este caso se trata de un nuevo modelo completo de movilidad, lo que supone un elemento que también hay que tener muy en cuenta. No hay que olvidar además, que las verdaderas ventajas del vehículo autónomo se podrán obtener cuando la masa crítica de personas que se decidan a contar con él sea importante. Seguramente será necesario esperar a que la generación de los nativos digitales llegue a su mayoría de edad, para que sean ellos los que, menos reacios al cambio, apuesten por un sistema que cuenta con enormes ventajas. 
  • Aspectos administrativos y operacionales: Todavía es necesario clarificar un importante número de aspectos administrativos y operacionales para que se den las circunstancias objetivas que permitan contar con vehículos autónomos. Como muestra de alguno de estos aspectos, podemos destacar:
    • Nuevas infraestructuras: Si la popularización del coche eléctrico está siendo lenta y costosa, entre otros aspectos por la lentitud en la adaptación de ciertas infraestructuras como los postes de recarga, imaginemos lo que puede suponer adaptar toda la red viaria a los vehículos autónomos. ¿Cómo debería operar una carretera que compartiera a la vez coches autónomos y coches tradicionales?
    • Gestión y operaciones: Los sistemas autónomos requerirán usar recursos compartidos en la nube, y complejos sistemas de procesado. ¿Quién debería pagar y gestionar esta enorme infraestructura, haciéndose cargo de la seguridad en un entorno tan crítico?
    • Aprendizaje, confianza y aceptación: Un sistema autónomo va a requerir que los usuarios dispongan de la formación necesaria para su uso correcto. Será necesario algo más que un manual con la descripción de los sistemas que tiene el coche para que cualquier ciudadano pueda utilizar un vehículo autónomo con total seguridad para él y el resto de conductores. ¿Quién impartirá esta formación y cómo se evaluará a los ciudadanos para que puedan usar este tipo de vehículos?
    • Seguro y responsabilidad: Una vez puestos en el mercado, se supone que los vehículos serán fiables casi al 100%, pero todo sistema tiene fallos. En caso de que ocurran accidentes, ¿quién será el responsable de los fallos de seguridad del sistema?, ¿el dueño del coche, el fabricante o el desarrollador del software del vehículo? ¿Qué implicaciones va a tener esto para las empresas aseguradoras que suscriben y venden seguros de automóvil?
    • Implicaciones políticas y legislativas: La política y las leyes van siempre un paso por detrás del desarrollo tecnológico, y este nuevo escenario va a requerir también nuevas reglas. Será necesario abrir un debate coordinado e integral entre todos los niveles de gobierno y sectores empresariales para definir el nuevo escenario legislativo en el que se deberán mover estos vehículos.

Coches sin conductor en España

Según Google, sus coches autónomos llegarán al mercado en el año 2020, y es la única compañía que ha presentado un proyecto viable comercialmente a medio plazo. Sin embargo, en España se espera una demora en su lanzamiento según Tecnocarreteras “debido al hecho de que España siempre va unos pasos detrás del resto de Europa en cuanto a la regulación de tecnología”. Sin embargo, cuando el uso del vehículo autónomo sea una realidad en otras regiones (parece que, a priori, en EEUU se verán los primeros en funcionamiento), paulatinamente se irán introduciendo en el mercado español, donde, sin duda, acabarán triunfando, como triunfan las tecnologías que suponen una mejora tan importante para la vida cotidiana de los usuarios.

Aspectos Legales

Aunque la tecnología parece estar cerca de convertirse en una realidad, hay otros aspectos que pueden causar un retraso en su llegada:

  • Inversión de los gobiernos: Para que los coches sin conductor tengan éxito, se requerirá una inversión importante de parte de los gobiernos para adaptar las carreteras y ciudades
  • Convención de Viena 1968: De acuerdo con el Artículo 8 de la convención, los coches sin conductor no deberían circular ya que la ley indica que “Todo conductor deberá en todo momento tener el dominio de su vehículo”. Esta ley puede perjudicar el lanzamiento de los coches sin conductor dado que éstos no permiten que el conductor tenga control en todo momento
  • Conflicto entre la legislación y la tecnología: Algunos aspectos importantes a considerar son fallos del software que pueden provocar un accidente, o que se tomara control de un vehículo a distancia. Otro aspecto a tener en cuenta es la responsabilidad en caso de accidente y sobre quién recaerá la culpa, el conductor o el coche. Estos aspectos tendrán que ser resueltos desde un punto de vista legal para poder aclarar la normativa de seguros, etc.

Conclusión

En resumen, queda mucho por recorrer para que los coches sin conductor sean parte de nuestras vidas cotidianas. Hacen falta cambios en la ley y clarificaciones legales para que estos coches empiecen a circular en las carreteras que tendrán que imponer los gobiernos. Aparte de esto, es necesaria una inversión tremenda en la infraestructura para que las carreteras y ciudades estén habilitadas para los coches autónomos. También es muy probable que estos coches lleguen a otros países europeos antes que a España. Por ahora solo tendremos que especular cómo serán los coches del futuro. Los vehículos sin conductor están en camino, pero todavía falta bastante.